Venta de Sillas
 
  -    -    -    -    -    -    -    - 
 
Cortejo Bíblico

 
Carroza del Triunfo del Cristianismo

Con inspiración bíblica en el Libro del Apocalipsis (cap. 19 y 20) el grupo del que la carroza forma parte se incorpora al Paso entre 1878 y 1891, época en la que procesionaba el antecesor del actual denominado "Luzbel vencido por las milicias celestiales, triunfando Jesucristo sobre Satanás".

Como grupo del Triunfo, se estrena en 1900, bajo idea de Miguel Puche, y plasmado en la práctica por Luis Tornero, presentando dos vehículos, uno con Apolo y otros dioses, y otro con Jesús acompañado de las virtudes teologales. Este conjunto de figuras representaba el triunfo de la religión sobre los dioses paganos, y estaba formado por Plutón, Marte, Baco, Júpiter, Vulcano y Apolo, las nueve musas del parnaso, Minerva, Juno, Ceres, y los emperadores Otón, Constantino y Carlomagno.

En 1903 se le añadieron siete nuevas figuras representando a los pecados capitales; cinco emperadores romanos favorecedores del cristianismo, y finalmente, la apoteosis del cristianismo simbolizada por un templo pagano derruido, y sobre una nube la cruz. La carroza iba tirada por siete caballos, montados por otros tantos demonios. La carroza fue obra de Cayuela.

A lo largo del tiempo, se han realizado diferentes versiones de la carroza, y se han ido modificando las figuras que sobre la misma desfilaban.

En la configuración que vemos, que data de 1982 siendo presidente Ángel Olcina, y cuya remodelación es la principal aportación azul a la presente Semana Santa, se sigue inspirando en el Apocalipsis. En su parte anterior, se ubica la figura de Luzbel encadenado. Tras él la Santa Cruz.

En las escaleras que dan acceso a la cúpula, los heraldos del triunfo haciendo sonar las trompetas del Apocalipsis, y la representación de los pecados capitales.

En la parte superior, junto a la cúpula, el Ángel del Señor, luciendo espada flamígera, y ataviado con túnica y manto carmesí con las figuras de unos grifos (renovado en 2007, es uno de los más antiguos que se conservan).

En la parte trasera de la carroza, bajo la cúpula, en los arcos que la sostienen e incorporadas en 1987, unas pinturas de Manuel Fernández alusivas a los pecados capitales. Trabajadas sobre lienzos que se han adosado al carro.

En 1997 se incorpora una nueva figura, también bajo la cúpula. Se trata de un dignatario eclesiástico tocado con mitra y báculo, y que porta a sus espaldas un gran manto en terciopelo granate, diseñado por Joaquín Gimeno y José López Gimeno, en el que se ha bordado en sedas, con greca orlándolo en oro, y como motivo central a la figura de Jesús en el momento de salir del sepulcro portando en su diestra un banderín, y ante la atónita mirada de los soldados romanos que lo custodiaban. Como sabemos, la resurrección de Cristo es la simbolización del triunfo de su doctrina: vence a la muerte, y es la esperanza de nuestra fe.

En la estola de ese dignatario, aparece en su trasera la cabeza de San Pedro, y en su parte delantera, a los cuatro evangelistas.

Se ha remodelado la carroza, subiéndole la cúpula, modificando a los figurantes de la parte delantera, se le han incorporado las estatuas laterales y el mascarón delantero, y se ha procedido a una nueva pintura en tonos más claros.

Se han incorporado nuevos elementos decorativos en toda la carroza, destacando el mascarón central y las dos estatuas laterales, los tres en bronce. Y fundamentalmente se ha dotado a la cúpula de un nuevo cuerpo que le permite alcanzar una altura mayor.

Esos heraldos visten tunicelas hasta las rodillas en color marfil, adornadas con pasamanería. Calzan botas de cuero negras con incrustaciones doradas. Sobre las tunicelas, una capa en raso ocre, sobre ésta unas hombreras metálicas. Se cubre, finalmente con unas casullas en terciopelo granate. El cuello de las mismas lleva bordados 6 rosetones en punto de oro. En el anverso de las casullas, también en oro, una cruz flamígera, y en el reverso, la tiara papal sobre las llaves de San Pedro, cruzadas, bordadas una en oro y la otra en plata.

Van tocando unas trompetas anunciando el triunfo, y se tocan con casco metálico labrado, similar al de la guardia suiza, rematado por penacho de plumas granates rizadas a mano.

Se ha sustituido la representación de los pecados capitales por otra en la que las mujeres que los encarnan visten túnicas de estilo greco-romano en rasos de diversos colores (cada uno simbolizando un pecado), adornadas con pedrería. Un cinturón con pedrería les ciñe la cintura. El peinado, de inspiración griega, con tiara y cintas.

SOBERBIA: túnica lila y con atributo de espejo.

AVARICIA: " dorada y cofre con joyas.

ENVIDIA: " verde y serpiente.

LUJURIA: " roja y fuego.

GULA: " amarilla y fruta.

IRA: “ granate y látigo.

PEREZA: “ caldera y cojín.

Alta: 7’20 m.

Larga: 10’50 m.

Carroza del Triunfo

Carroza del Triunfo
© Hermandad de Labradores. Paso Azul. C/ Nogalte. Nº7. 30800 Lorca (Murcia). Telf. 968472077. CIF: G30040364. info@pasoazul.com
By Ontida Sistemas